Mustaine, te ganaste el depto de Patton en Ñuñoa. Que pedazo de show, carajo! (02.08.2016)

Archivo_001

Hangar 18. La primera de la noche.

El thrash siempre vivirá de sus clásicos y sus estandartes. Negarlo sería como no entender que una casa sin marido, es como un barco sin su capitán, como un chancho sin su barro. Pero hay que ser enfermo de talibán pelotudo para creer que los clásicos son los mismos de hace 20 o 30 años. He ahí el chiste. Anthrax, Slayer y Megadeth, 3 de las 4 patas sagradas del chasconeo devoto, andan dando vueltas por el tercer planeta mostrando sus discos nuevos, publicados en los últimos doce meses. O sea, nuevecitos, para el que no entendió a la primera. Y hay que decirlo, son harto buenos esos discos. Quizás no clásicos que se revenderán a precios estúpidos en eBay en 45 años más, pero si, no desentonan junto al playlist regalón de cada uno, con esos temas que cada chascón de este mundo usa de ringtone o de soundtrack con sus chelas everywhere.

Y puta que ese pequeño gran detalle ayuda harto a que un show pueda ser increíble. Y lo de anoche de Megadeth fue descomunal. Casi para cuello policontuso y rogando Calorub. The Threat is Real, sencillo primero del disco último, no arruga ni un poquito pasando entre Hangar 18 y Tornado of Souls. Cojones nivel BELCEBÚ para meterse ahí y pasar como si nada (hazte esa, Ulrich!!). Y con el resto de las 6 canciones de Dystopia fue igual, un tercio del show con canciones nuevas y a toda raja. Fueron 20 temas al final, que te dejan con cara de pelotudo e insano, vuelto loco. Gritando, saltando y cantando en ese lindo inglés chamullado de los recitales chilensis. Y nadie salió echando la foca porque no escuchó Skin O’ my Teeth, Rust in Peace, Psychotron o Take no Prisoners. La manga de insanos salió echa bolsa, jugoseada, pero mas feliz que la cresta.

Archivo_007

Luces y videos para volver loco al que haya llegado sano. Si es que había alguno…

Era mi séptimo Megadeth en 8 años. Y le voló la raja a los otros que ví. Así de simple. Y adelante mío, en la cancha, había un grupo de cinco pendejos que con cuea tenían 15 años cada uno, y 20 pelos en las axilas entre todos. Pero lo disfrutaban tanto o más que los veteranos de mil batallas que repletaban la parte alta de la cancha. Hueón, era su primer concierto de metal. Y los mini insanos se rajaron y vieron un show de esos que uno se jacta ver cuando anda copeteándose con los partners de negro. Apuesto que en unos años más, como 45 mil jetones dirán que vieron a Megadeth el 2016 en el Caupolicán. Estaba repleto y sold out, pero eramos como máximo cinco mil. El resto es alimento para el mito no más.

Megadeth – She Wolf. Para el que no fue y lo ve por tevé

Para que este posteo suene en serio, como de hueón “pro” y que cacha de las hueás que habla, vamos a los detalles importantes. Que el colorado Mustaine y sus amigos se preocupan de no sólo poner el clásico paño negro de fondo, sino que vienen con escenografía y un despliegue audiovisual para sus pantallas realmente brutal. Videos acompañando a cada canción a toda nalga. Además, el mono de Vic Rattlehead paseándose en el escenario en Peace Sells…, para ponerle color al show. El sonido tuvo sus pifias durante el show, pero sería muy amargado de mi parte hacerlos bolsa por eso, si show sin cueteos no existe, posom. Y mucho se habla de Mustaine y Ellefson, dos monstruos. Pero Kiko Loureiro, el guitarrista de Angra que los acompaña este último tiempo, lo hace pero de la gran reputa madre. Y Dick Verbeuren, el batero de Soilwork que lleva menos de un mes con ellos, es como un tío Cosa rubio y chascón que se merece cada puto aplauso de la masa chascona presente. Los dos le dan un soporte y una fuerza a Megadeth que se agradece más que la CTM, para hacerles queques, cargarles la Bip, y cuanta hueá haya en mente.

Que más decir. Si no fue, se lo perdió. A llorar a la FIFA, a la iglesia o donde quiera. Pero esos pendejos que me hueviaron un kilo, vieron algo descomunal. No sé si los otros shows que no ví estuvieron a ese nivel, pero los que vimos anoche la manga de insanos, fue demasiado la raja. Brutal. Demencial. (ingrese el adjetivo rocker de su preferencia aquí).

Aguante Megadé.

Archivo_009

Setlist Megadeth, Santiago. 02.08.2016.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s